Revisión del coche en verano

Revisión del coche en verano con Pemebla (I): Niveles y filtros 

El verano ya está aquí y es sinónimo de desplazamientos por carretera para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Esto significa que el automóvil estará expuesto a mayores exigencias, ya que el kilometraje tiende a aumentar y las temperaturas suelen ser las más altas del año. Por lo tanto, resulta habitual –y muy recomendable– realizar una revisión del coche para comprobar que todo funciona (y funcionará correctamente). Por ello, en Pemebla vamos a repasar cuáles son los aspectos en los que conviene enfocarse.

Revisión del coche. Niveles y filtros

En esta primera entrega vamos a centrarnos en unos elementos esenciales para evitar cualquier avería o percance: la revisión del nivel de líquidos y la de los filtros. Como cualquier profesional sabe, son tareas que no suelen conllevar demasiado trabajo, lo que no implica que se deban considerar poco importantes. Y es que, si el nivel de líquido anticongelante es muy bajo, puede llevar consigo un aumento inesperado de la temperatura del motor y que incluso se termine estropeando la culata. 

Así pues, nuestra primera recomendación es que se haga una revisión exhaustiva de cada depósito y de cada filtro. Eso librará al automóvil de muchos problemas, al tiempo que evitará pasar unas vacaciones desastrosas. No obstante, desde Pemebla queremos indicar que la revisión de niveles ha de ser constante a lo largo de todo el año. Al tratarse de algo que cualquier usuario puede hacer, no hay excusas para ello.

Filtro de aceite usado

¿Qué niveles revisar y cuándo se deben cambiar los filtros?

  • Nivel de aceite y filtro. Como se puede deducir, si está cercano al kilometraje máximo o se encuentra sucio, conviene cambiarlo. Asimismo, hay que comprobar el estado del filtro de aceite, pues en caso de que no realice bien su función, de poco servirá el cambio de aceite. En este punto hay que señalar que Pemebla apuesta en cualquier circunstancia por repuestos de calidad. “Deben garantizar el buen funcionamiento del vehículo, de manera que el usuario se sienta tranquilo en sus desplazamientos. Como bien saben nuestros clientes, los filtros de Japanparts cumplen con todos los requisitos de calidad y cubren la mayor parte de los modelos del mercado”, explica Javier Jiménez, gerente de Pemebla.
  • Filtro de aire. Otra pieza que no suele ofrecer complicaciones para revisar y cambiar es el filtro del aire (salvo algunas excepciones, claro está). En este caso, hay que apuntar que si se encuentra obstruido, no retiene la suciedad y esta llega al motor, lo que puede desembocar en fallos y averías.
Filtro de aire
Filtro de aire
  • Filtro de combustible. Ya sea de gasolina o de gasoil, este filtro evita que las impurezas que pueda haber en el combustible (ya sean externas o que se hayan sedimentado en el depósito) se acumulen en la zona de combustión. De lo contrario se pueden dar fallos en el arranque e incluso en el funcionamiento del motor.
  • Nivel de líquido de freno. Como cabe esperar, que se encuentre en condiciones y niveles adecuados resulta esencial para el buen funcionamiento del sistema de frenado. Hay que tener presente la necesidad de que los frenos se hallen en perfecto estado para desplazamientos largos, especialmente para afrontar carreteras sinuosas y de montaña, donde su uso se multiplica.
  • Nivel de anticongelante. Como hemos apuntado anteriormente, es clave para evitar cualquier sobrecalentamiento del motor que lleve a una avería fatal. Si el usuario se dispone a rellenar el depósito, debe saber que ha de hacerlo cuando el coche esté frío, pues el líquido saldrá despedido y puede provocar quemaduras.
  • Nivel de líquido del limpiaparabrisas. En verano se acumulan insectos y polvo, así que es esencial que siempre haya líquido para el “limpia” y que así se pueda mejorar la visibilidad en cualquier momento. Por supuesto, hay que revisar las escobillas del propio limpiaparabrisas.

En Pemebla recomendamos realizar una puesta a punto del automóvil antes de realizar un desplazamiento largo. No obstante, creemos que las labores de mantenimiento siempre deben estar presentes, así como la utilización de piezas que garanticen un gran rendimiento”, resume Javier Jiménez.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.