Entradas

Javier Jiménez, responsable de desarrollo de Negocio y Operaciones de Pemebla

“En 2022 Pemebla tiene el objetivo de progresar en innovación”

El año 2022 ha empezado con la incertidumbre habitual desde que se desató la pandemia de coronavirus a comienzos de 2020. Desde entonces el sector automovilístico ha tenido que afrontar complicadas situaciones como los problemas logísticos que se han dado en todo el mundo. Para conocer de primera mano cómo va a afrontar Pemebla los retos a los que se enfrenta este ejercicio, Javier Jiménez, responsable de desarrollo de Negocio y Operaciones, contesta a las siguientes preguntas.

¿Cuáles son los principales retos que tiene Pemebla en 2022?

Desde Pemebla afrontamos 2022 con tres retos claves. El primero de ellos es el de consolidar el camino que tomamos ya hace unos años, que no es otro que el de convertirnos en el proveedor principal de nuestros clientes en las gamas de producto que actualmente trabajamos. 

En este sentido, ponemos especial atención al recambio original de vehículos asiáticos y el material de mecánica de la gama de productos que ofrece Japanparts. Asimismo, contamos con innumerables referencias en espejos e iluminación del fabricante taiwanés TYC, y somos distribuidores exclusivos para el mercado español de la gama de iluminación de primer equipo del fabricante Visteon / Varroc

A esto hay que añadir como segundo gran reto nuestra intención de seguir creciendo con la incorporación de nuevas marcas, las cuales anunciaremos en la próxima feria de Motortec, que se celebrará en abril. Por descontado, estos productos seguirán el modelo de todos aquellos con los que ya trabaja Pemebla, manteniendo un equilibrio entre la calidad y el precio competitivo.

Y por último pero no por ello menos importante, tenemos el objetivo de progresar en la innovación, es decir, en ofrecer a nuestros clientes un sistema logístico mejorado que les permita una mayor flexibilidad y agilidad a la hora de realizar sus pedidos mediante la implantación de un nuevo sistema web. 

De esta manera seguimos estando a la vanguardia al poner nuestros productos al alcance de todos los clientes, al tiempo que les ofrecemos diferentes opciones para realizar sus consultas, pedidos y seguimiento de los mismos.

Javier Jiménez, responsable de desarrollo de Negocio y Operaciones en un almacén de Pemebla
Javier Jiménez, responsable de desarrollo de Negocio y Operaciones, en uno de los almacenes de Pemebla

Pemebla ante los problemas logísticos

¿Cómo se encuentran los problemas logísticos que ha habido estos meses? 

Muchos han sido los expertos que han hablado largo y tendido sobre el terrible problema que sufrimos en la cadena logística y de suministro, el cual es resultado de la pandemia mundial del COVID-19.

En estos momentos y aunque empezamos a percibir cierta mejora, no podemos relajarnos, ya que en las últimas semanas se han vivido algunos casos puntuales en determinados centros logísticos que nos recordaban los peores momentos vividos durante la pandemia.

Nos referimos a casos de overbooking en puertos como el de Shangai (China), o las retenciones de salida de contenedores como las que se están viviendo en el puerto chino de Ningbo. Nuestro optimismo de cara al futuro no termina de ser completo al analizar estos casos, que como decimos esperamos sean puntuales y se vayan resolviendo poco a poco.

¿Cómo los afronta Pemebla? 

En lo que le corresponde a Pemebla, creemos que hemos hecho los deberes. Ampliamos nuestro stock en los primeros meses previos a la pandemia, cuando empezaron a llegar las primeras noticias alarmantes desde el continente asiático.

Siguiendo esa senda, continuamos creyendo que la mejor estrategia era la de contar con una amplísima gama de productos -como la que tiene Pemebla- y de un stock incrementado en relación a las futuras necesidades de nuestros clientes, proveyendo así posibles faltas en la línea de suministro. Por ello, nos hemos preparado para atender las posibles necesidades que los clientes tengan de las referencias de máxima rotación durante todo el año.

Javier Jiménez, responsable de desarrollo de Negocio y Operaciones en un almacén de Pemebla
Javier Jiménez: «Nuestra mejor estrategia era la de contar con una amplísima gama de productos»

¿Por qué la innovación es clave en la relación de Pemebla con sus clientes? 

No cabe duda de que un aspecto vital en el mundo en el que vivimos es el de la proximidad, en otras palabras, estar cerca del cliente. Por eso, en Pemebla siempre hemos creído en un trato directo y personal con todos y cada uno de ellos.

Sin embargo, si observamos la evolución en el mundo, creemos que la comunicación a través de los nuevos canales como son las redes sociales, van cobrando diariamente una mayor fuerza. Por lo tanto, y como no podemos vivir de espaldas a lo que ocurre, queremos seguir estando presentes en las diferentes vías de comunicación.

Ya sea personal, a través de nuestra amplia red comercial, de los medios especializados del sector, de eventos como el que se va a producir el próximo abril en Motortec o de los nuevos canales que nos ofrecen las redes sociales, Pemebla quiere estar cerca de sus clientes. Porque estamos seguros de que 2022 va a ser un buen año para todos.

En invierno los espejos calefactables son recomendables

Las ventajas de contar con espejos calefactables

Cuando acudimos a la autoescuela para aprender a conducir, el profesor no tarda en explicar la importancia de los espejos retrovisores, los cuales se deben colocar nada más sentarnos en el asiento del conductor. Esto es algo lógico porque contar con una buena visibilidad mientras se maneja el automóvil es esencial para evitar cualquier tipo de accidente. Pero ¿qué ocurre cuando las inclemencias del tiempo impiden que esto sea posible? La respuesta se encuentra en los espejos calefactables.

¿Qué son los espejos calefactables?

Como se puede deducir, los espejos retrovisores siempre están expuestos al clima, haga sol, llueva o hiele, de manera que en invierno es fácil encontrarlos empañados o incluso helados. Este hecho complica la visión del conductor, ya que solo dispondrá del espejo retrovisor que hay en el interior para observar lo que sucede tras el vehículo.

Pues bien, los espejos calefactables son aquellos que tienen la capacidad de calentarse para evitar que el cristal se empañe, sin importar si hay mucha humedad o el frío reinante provoca este efecto.

¿Cómo funcionan?

En cuanto a su funcionamiento, es muy sencillo ya que hay modelos que se activan automáticamente (suelen estar presentes en los automóviles de alta gama de los principales fabricantes del mundo), mientras que otros necesitan que se activen de forma manual. Ni que decir tiene que esto tampoco implica una gran dificultad, puesto que el conductor lo hace fácilmente desde su asiento. 

¿Es posible cambiar el espejo retrovisor normal por uno calefactable?

La respuesta a esta pregunta es afirmativa. Fabricantes como TYC, cuya amplia gama de producto comercializa Pemebla (con más de 3000 referencias en su catálogo de espejos), disponen de todo tipo de modelos que se pueden adquirir para que un taller especializado lleve a cabo la instalación. 

Contar con una buena visibilidad es clave.

¿Es conveniente instalarlos?

Nuestra recomendación en este caso es que si el coche no los lleva de serie, dependerá de los lugares por los que va a transitar. Es decir, si se vive en una zona de temperaturas cálidas donde no suele darse el problema de la escasez de visibilidad en el espejo, no tiene mucho sentido instalar un espejo calefactable; de manera que cuando haya que sustituirlo por cualquier eventualidad, lo más adecuado será optar por un modelo de garantías pero convencional.

En cambio, si el área por el que se mueve el coche es lluviosa y fría, disponer de una pieza de este tipo no solo mejora la seguridad del conductor, sino que evita el engorro que supone tratar de eliminar el vaho que impide una correcta visibilidad.

Sea como fuere, desde Pemebla, que cubrimos tanto la gama de vehículos europeos como asiáticos, recordamos que siempre que se vaya a cambiar el espejo retrovisor o cualquier otra pieza del automóvil, hay que apostar por repuestos de calidad como los de TYC-todos sus productos cuentan con homologación y ofrecen una oferta calidad precio insuperable-, ya que solo de ese modo se tendrá la garantía de que van a realizar bien su labor.

El mantenimiento de los faros halógenos es clave

La salud de los faros halógenos, esencial en invierno

No es necesario recordar que cuando llega el invierno las horas de luz son más escasas y las condiciones climáticas empeoran, provocando precipitaciones en forma de lluvia y, en ocasiones, incluso de nieve. Sin embargo, sí que es importante tener presente que la iluminación del automóvil -sus faros- será clave para que la conducción resulte segura en unas condiciones lumínicas que dificultan el tránsito por carretera.

Por lo tanto, la buena salud de los faros se convierte en una tarea aún más importante que el resto del año. Esto quiere decir que, ya sea en el taller, o uno mismo, debe revisar el buen estado de las luces, las cuales, por regla general son de tipo halógeno

La luminosidad de los faros halógenos

Si bien es cierto que las tecnologías xenon y LED están acaparando cada vez mayor protagonismo por ser más novedosas y ofrecer un elevado rendimiento en lo que a iluminar se refiere, los faros halógenos aún están presentes en buena parte del parque automovilístico. 

De hecho, esto no quiere decir que los halógenos no realicen bien su labor, sino todo lo contrario ya que, si están en buen estado, ofrecen todas las garantías lumínicas que se requieren para la conducción. Eso sí, su mantenimiento tiene que ser el adecuado, pues de lo contrario, los peligros aumentan.

La iluminación es clave en los meses de invierno

¿Cómo mejorar su luminosidad?

Obviamente, si hace tiempo que no se cambian o tienen algún desperfecto, puede que hayan dejado de funcionar como deben, de manera que los usuarios de los automóviles han de acudir al taller para realizar el cambio

En este caso, deben saber que los nuevos modelos que se comercializan, ofrecen las mismas garantías que los que el coche traía de serie, a lo que suman cualquier tipo de innovación que aparece en el mercado. En este caso, Pemebla dispone de una amplia gama con la que satisfacer las necesidades de los automovilistas. Por un lado, distribuimos el catálogo de un fabricante de la talla de ASP, dedicado a la iluminación de primer equipo, igual a la original. Y por otro, también ofrecemos a nuestros clientes los faros halógenos (y toda su gama de producto en general con más de 4.800 referencias en catálogo) de TYC, companía dedicada a la iluminación aftermarket.

Claro que si los faros halógenos no se encuentran en mal estado, pero no “iluminan como antes”, siempre se puede hacer lo siguiente:

  • Cambiar la lámpara. Puede que esta sea de baja calidad o que ya no tenga la potencia que ofrecía al principio. En este caso, habrá que sustituirla por otra de tipo halógeno, pues si se quiere variar a una xenon o una LED, será necesario un proceso de homologación que deberá quedar debidamente documentado (en un taller autorizado), ya que, de no ser así, sería motivo de infracción y, por lo tanto, de multa.
  • Regular bien los faros. Las luces se van moviendo con el movimiento del vehículo. Hay veces que los baches terminan por cambiar la posición mínimamente, lo justo para que los faros no iluminen donde deben. Por lo tanto, hacer el reglaje es esencial.
  • Limpiar los faros halógenos. Hay veces que para ver mejor no hay nada mejor que limpiar. Y es que se acumula mucha más suciedad de la que se aprecia a simple vista y, claro está, eso se nota cuando las condiciones lumínicas no son las adecuadas.
  • Comprobar la transparencia del cristal. Con el paso del tiempo, los faros se van deteriorando y el elemento que está expuesto a la intemperie es el cristal que protege y a la vez distribuye la luz de la lámpara. Puede llegar un momento en que ni con una limpieza a fondo se consigue la transparencia necesaria. En ese instante, lo más adecuado será su sustitución por alguno de los modelos que comercializamos en Pemebla.

En definitiva, el invierno es una época en la que la iluminación es esencial para la seguridad al volante, de manera que hay que contar con los mejores faros halógenos del mercado y eso es algo en lo que Pemebla ayuda a sus clientes.